banner universidad hijo.png

Ahorro

Como ahorrar para la universidad de mi hijo: Hora de sacar cuentas

Skandia

14/10/22 21:43

2 minutos

Suscríbete

Comparte en:

Facebook Twitter Linkedin Whatsapp

Ser padres es definitivamente una experiencia única y maravillosa, pero trae consigo una serie de desafíos y preocupaciones. Nos preocupa: hacerlo bien como padres y desde luego, su calidad de vida, lo cual se relaciona directamente con nuestras finanzas. 

¿Cuánto cuesta la educación de un hijo?

El alto costo educativo es un fenómeno mundial que cada vez impacta más los presupuestos familiares. Camilo Maldonado, experto en planeación financiera, en su artículo de Forbes, habla acerca del costo de la educación superior y asegura que ha crecido 8 veces más rápido que los salarios. 

Por su parte, en Colombia, el diario La República, asegura que en los últimos años, los costos de la educación superior han superado el Índice de Precios al Consumidor (IPC). Según las cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), en cinco oportunidades, durante los últimos 6 años, los costos de las universidades han superado la inflación. 

Según el Observatorio de la Universidad Colombiana, el costo de 10 semestres de matrículas en universidades privadas de alto nivel, está en promedio en 99 millones de pesos y en otras universidades el costo promedio sería de 44 millones de pesos. Lo cual indica que, aun si nuestros hijos no estudian en universidades privadas reconocidas, el costo semestral se acerca a la nada despreciable suma de 4 millones y medio de pesos. 

A este tema debemos sumarle el hecho de que la educación básica en Colombia no es gratuita. Por lo tanto, desde el inicio, incurrimos en costos educativos que en países como Canadá o Estados Unidos se pueden omitir. Un estudio realizado por Skandia, muestra los siguientes datos: 

Acceder a un colegio de clase media-alta tiene un costo aproximado de 282 millones de pesos para los 14 años de educación. Esto incluye los 3 años de preescolar, 5 años de primaria y 6 de bachillerato, así como las matrículas anuales. Sin embargo, en estos costos no estamos teniendo en cuenta los bonos que exigen algunos colegios.

ENTONCES, 

¿qué debemos hacer?

No se trata de no tener hijos, lo importante es que este tema no sea motivo de preocupación. Presupuestar mientras más pequeños estén los hijos, o incluso comenzar antes de tenerlos, nos da más tiempo para ahorrar y evitar los números en rojo en las finanzas familiares. 

Los expertos recomiendan planear financieramente antes de tener un hijo. El primer paso es el presupuesto:

Comenzar a revisar cómo cambiarán las finanzas en la familia en el momento en el que nazca el hijo, en qué gastos adicionales se incurrirá, qué actividades se pueden comenzar a omitir que nos permitan ahorrar.

De allí saldrá información relevante acerca de nuestro comportamiento financiero. Por ejemplo, sabremos en qué aspectos gastamos demasiado y en dónde podemos encontrar focos de ahorro. Por ejemplo se puede gastar menos en restaurantes o en entretenimiento y destinar ese dinero al ahorro que luego será muy útil frente a los gastos educativos. 

ALGO MUY IMPORTANTE PARA TENER EN CUENTA:

Es ideal contar con herramientas que puedan asegurar la educación de nuestros hijos

Luego de establecer un hábito o meta de ahorro, es importante buscar esas herramientas que ayudarán a garantizar la educación de los hijos. El producto CREA Ahorro (Skandia), ayuda a los padres a asegurar una meta económica para la educación de los hijos.

La educación ¿una deuda?

Muchas personas buscan financiación para la educación. Por ejemplo, en Colombia, en 2017 había 636 mil colombianos con créditos en el Icetex y, según Forbes, en Estados Unidos la deuda en educación es la segunda más alta después de los créditos hipotecarios. 

Planear financieramente por medio de un ahorro programado es la mejor opción para pagar los estudios de los hijos, incluso los propios. Buscar herramientas financieras y asesorarse correctamente, puede mejorar significativamente el rendimiento de nuestro ahorro.

Aunque la idea del ahorro bajo el colchón puede resultar útil para el corto plazo, frente a estos temas que requieren más disciplina y sumas de dinero elevadas pueden resultar muy útiles los seguros educativos. Estos pueden ser una gran ayuda para lograr el propósito de educar como queremos a nuestros hijos sin afectar las finanzas familiares.


 

Comparte en:

Facebook Twitter Linkedin Whatsapp
¡Tenemos información para tí!

¡Tenemos información para tí!

Cada semana información del 2022 sobre pensiones en Colombia.

Dájanos tus datos
Accept

Tu suscripción ha sido exitosa

Muchas gracias por suscribirse ahora tendrás información sobre como ahorrar en tu correo.

Fail

Tu suscripción ha fallado

Por favor vuelve a intentar el proceso.