Inversiones en los jóvenes.png

Finanzas personales

Inversiones en los jóvenes: El match perfecto para tus finanzas personales

Skandia

23/09/22 14:42

6 minutos

Suscríbete

Comparte en:

Facebook Twitter linkedin

Durante la coyuntura en EE.UU las empresas  de servicios financieros Charles Schwab y TD Ameritrade abrieron cada una 600 mil cuentas nuevas para inversores en los primeros tres meses del 2020, en donde los usuarios registrados son mayormente personas que no superan los 30 años. Mientras que E*Trade -propiedad del gigante Morgan Stanley- indicó que había creado 363 mil durante el mismo periodo*. 

Podemos ver que invertir se ha convertido en una práctica realizada por personas cada vez más jóvenes, y es normal que la generación millenial (89´-92) y la generación Z (94´-2010) hagan match con estas formas de optimizar sus finanzas, puesto que durante esta pandemia muchos de ellos comenzaron a tomar conciencia de sus finanzas personales, tomando la decisión de explorar formas que les permitan aumentar sus ingresos para estar más tranquilos en el futuro.

Ahora “back to basics”…

¿Qué es invertir?

Para ser prácticos digamos que invertir es poner nuestro dinero en diferentes clases de activos a cambio de obtener una rentabilidad a lo largo del tiempo; para entendernos: invertir significa poner a trabajar tu dinero. ¿Y qué se invierte? Pues normalmente dinero o patrimonio.

Pero a todas estas… ¿Por qué es importante invertir?

En nuestra sociedad, y bajo la situación actual, invertir no debería ser una actividad opcional sino una necesidad.
Partamos de un punto muy importante, si estás leyendo esto pensando que puedes hacerte rico en muy poco tiempo invirtiendo, puedes estar cometiendo un error. No creas en los gurús y “expertos” que prometen grandes rentabilidades con poco riesgo y en poco tiempo.

Las razones por las que deberías invertir van más allá que ganar dinero. De hecho, este no debería ser el principal objetivo, al menos a corto plazo.

Estas son las verdaderas 2 razones para hacerlo:

1. La inflación

Es, sin duda, la razón número uno para empezar a invertir.

A lo largo de la historia, se han sucedido los episodios de inflación e hiperinflación en muchos países y contextos muy diferentes entre sí, algunos de los cuales han socavado los ahorros de todos los ciudadanos de un país.

Para paliar los graves problemas que la inflación genera sobre nuestros ahorros, es importante invertir en productos que generen una rentabilidad por encima de este aumento de precios. Si hacemos esto, al menos, seremos capaces de mantener el poder adquisitivo a largo plazo y conseguiremos que nuestro dinero no pierda valor con el tiempo.


2. El interés compuesto

Es un concepto que alude a la capacidad de una inversión para que los intereses generados se integren dentro del capital principal y así generar mayores rentabilidades.

De esta manera, la rentabilidad de la inversión crece de forma exponencial, y no aritmética, lo que incrementa de forma significativa nuestro patrimonio a lo largo de los años.

Como la cantidad de cosas en las que puedes invertir y obtener rendimientos es muy variada es aquí en donde tienes que comenzar a prestar más atención. Verás, el riesgo y los rendimientos van de la mano. Cuando inviertes con un bajo riesgo generalmente las ganancias esperadas también son bajas, mientras que los rendimientos más altos suelen ir acompañados de un riesgo mayor.

Ya conoces lo básico y de seguro te estás preguntando…Bueno, ¿y en qué puedo invertir?

La mayoría de la gente piensa que invertir consiste en comprar acciones de grandes empresas y esperar a que su precio suba para poder venderlas. 

Y en cierta manera tienen razón, pues esta es una forma de hacerlo pero es una estrategia arriesgada.

Por un lado, porque estaríamos comprando valores consolidados que no solo no nos van a proporcionar una rentabilidad razonable sino que, además, pueden hacernos perder dinero; y, por otro, porque nuestra inversión dependería de una única clase de activo, en este caso, acciones de empresas, que dada la situación actual y los movimientos de los mercados, nos expone a un riesgo adicional.

Por eso, los expertos recomiendan diversificar o invertir en diferentes tipos de activos lo máximo posible comprando diferentes clases de activos de distintas zonas geográficas y de diferentes sectores de actividad.

El problema es que esta alternativa es, para un simple mortal, algo difícil de llevar a la práctica pues comprar acciones de empresas individuales de diferentes áreas geográficas y sectores puede ser muy caro y, además, las comisiones que tendríamos que asumir por ello terminarían por llevarsela toda la rentabilidad de la inversión.

Pero existe una alternativa con la que puedes acceder a estos mercados e invertir en ellos, y sobre todo, basados en la experiencia de un grupo de inversionistas calificados. A esta opción se le llaman Fondos de Inversión ¿Has escuchado hablar de ellos? Pues revisemos para que pueden servirte.

Las ventajas de un fondo de inversión


Las ventajas de este tipo de instrumentos en comparación con otras alternativas son evidentes:

1 Diversificación

Con un único producto consigues distribuir tu patrimonio entre diferentes clases de activos, zonas geográficas y sectores. De este modo, el riesgo queda minimizado, y todo ello con un capital y unas comisiones ajustadas a nuestras posibilidades.

2 Gestión profesional

Existe un equipo gestor que se encarga de distribuir el patrimonio del fondo entre diferentes activos que se ajustan a la política del fondo.

3 Eficiencia en costos

Al aprovechar las economías de escala, las comisiones son más reducidas. El fondo incurre en menos costos al operar en los mercados financieros.

4 Ajustados a todos los perfiles de riesgo

No existe una única tipología del fondo. Al contrario; existen casi tantos fondos como inversores diferentes, desde los más conservadores hasta los que tienen una menor aversión al riesgo.

5 Fáciles de encontrar y operar 

En la actualidad, casi cualquier entidad financiera tiene en su oferta de productos fondos de inversión. Además, en los últimos años, multitud de plataformas los incluyen dentro de sus estrategias, como los roboadvisors.
En el amplio mundo de las inversiones, estos son otros tipos de activos y vehículos de inversión:

Acciones

Puedes invertir y convertirte en propietario de una parte de una empresa, o como se les conoce habitualmente, un accionista. Los cuales puede participar a través de una junta de accionistas en la toma de decisiones como reinvertir en pro del crecimiento del negocio mediante la estimulación del precio de estas acciones, como a recibir los rendimientos pagados con las ganancias de la empresa.. 

Bonos o Renta Fija

Los bonos o instrumentos de renta fija, son obligaciones o compromisos que una empresa ya sea estatal o privada, adquiere con todo aquel que haya invertido en uno de sus bonos. Los propietarios/inversionistas de estos, tienen derecho a recibir pagos periódicos derivados de los intereses y a la devolución del valor nominal del bono cuando este venza. 

Fiduciarias 

Las fiduciarias o fideicomisos son otro tipo de inversión conjunta en las que se transmiten de manera temporal bienes o otros tipos de activos a una persona o entidad administradora para que este los gestione, divida y entregue las ganancias entre el grupo de aportantes por los ingresos recibidos por el alquiler de estos activos. 

Muchas fiduciarias cotizan en las bolsas de valores ofreciendo la ventaja de obtener liquidez o recibir dinero de manera más rápida cuando lo necesites.

 

Ahora veamos qué es la rentabilidad

Estas ganancias son el resultado de tus buenas decisiones y son la suma de los ingresos que proporcione tu inversión más la revalorización que el mercado considere que tiene tu capital. Así que podemos decir que los rendimientos dependen del tipo de activo en el que inviertas. Por ejemplo: Las acciones que pagan dividendos entre los inversionistas (o accionistas) de manera trimestral, como los bonos privados o estatales que pagan con la misma periodicidad, así como los activos inmobiliarios que reciben ganancias por alquiler que generalmente se acuerdan de manera mensual, son casos en donde se suma el valor de estas ganancias más la valorización que se grava a diferentes tazas según el activo y el mercado al momento de vender o alquilar.

y... ¿Cómo se pueden calcular estos rendimientos?

Supón que compras 100 acciones de una empresa por $ 50 pesos y la vendes exactamente después de un año por $ 60 pesos. Durante el período de tenencia de esas acciones (un año), recibiste $ 2.50 pesos en dividendos por cada acción. ¿Cuál fue tu retorno total aproximado, ignorando las comisiones?

Inversiones alternativas

Así se les denominan a todas aquellas inversiones que no hacen parte de las inversiones tradicionales (bonos, depósitos, o fondos). Al no estar tan ligadas a estas y a los mercados en las que invierten, pueden ofrecer rendimientos más altos, claro, acompañados de riesgos mayores. Pero por la poca su dependencia también son poco afectados por las volatilidades o crisis de los mercados tradicionales.

Entre los activos en los que se invierte en este tipo de inversiones están: Las materias primas, las infraestructuras, el arte e incluso excéntricas colecciones de autos de lujo. 

¿Cómo comienzo a invertir?

Para resolver esta pregunta antes debes preguntarte ¿Quiero ser un inversionista empírico o prefiero ir aprendiendo con el acompañamiento de expertos en el tema? Una vez tengas la respuesta ten en cuenta que de preferir la inversión mediante inversionistas expertos pagarás un porcentaje sobre los activos administrados, pero añadirás investigación relevante y conocimiento al momento de tomar decisiones conscientes sobre tus inversiones.

Pasos para invertir

Entonces, antes de poner a trabajar tu dinero, siéntate, entiende y analiza con calma estos 10 pasos que puedes ampliar.

Lee también: Cómo generar ingresos extras

Paso 1: Pon tus finanzas en orden. ¿Quieres empezar? Regístrate hora en nuestro detox financiero un curso corto dictado por expertos financieros que te guiarán paso a paso para que logres elevar el potencial de tus finanzas.

Paso 2: Aprende conceptos básicos.

Paso 3: Define un objetivo de inversión

Paso 4: Determina tu tolerancia al riesgo

Paso 5: Encuentra tu estilo de inversión

Paso 6: Encuentra un intermediario o asesor

Paso 7: Diversifica

Paso 8: Mantén las emociones bajo control

Paso 9: Invierte solo el dinero que no necesites a corto plazo

Paso 10: Revisa y ajusta

Así que es momento de comenzar este camino hacia las inversiones, si quieres saber más no dudes en dejarnos tus datos para que unos de nuestros Financial Planners se ponga en contacto contigo; O si quieres seguir enterado suscríbete a este blog.

*Fuente: Doughroller Cómo el coronavirus está creando una generación de jóvenes inversionistas.


 

¡Tenemos información para tí!

¡Tenemos información para tí!

Cada semana información del 2022 sobre pensiones en Colombia.

Dájanos tus datos
Accept

Tu suscripción ha sido exitosa

Muchas gracias por suscribirse ahora tendrás información sobre como ahorrar en tu correo.

Fail

Tu suscripción ha fallado

Por favor vuelve a intentar el proceso.