banner antes que te endeudes.png

Finanzas personales

4 cosas a tener en cuenta antes de que te endeudes

Skandia

14/10/22 21:57

3 minutos

Suscríbete

Comparte en:

Facebook Twitter Linkedin Whatsapp

Cuando pensamos en el estilo de vida que queremos, visualizamos los viajes, las metas que anhelamos cumplir y con quienes queremos disfrutar estos logros. Pero, muchas veces visualizar esto realmente a futuro nos parece algo difícil de alcanzar. Este panorama se debe a la realidad que hoy en día viven muchas personas debido a sus obligaciones financieras, o también conocidas como las deudas.

Sabrás por casos cercanos de amigos, familiares y hasta por cuenta propia, que estas responsabilidades pueden alterar el sueño, la alimentación, y los niveles de estrés de una persona, haciendo que todas estas variables juntas sin duda alguna afecten su salud y su calidad de vida.

Pero pese a la mala percepción que podamos tener acerca del endeudamiento, lo importante es comprender que esas incertidumbres derivadas de las deudas se pueden apaciguar, es más, lo realmente importante, es tener presente que tener una deuda no es algo malo, sino todo lo contrario, cuando sabes el porqué y con qué objetivo es que estás asumiendo esa nueva obligación.

1. ¿Qué es la deuda?

 

No vamos a enredarte la cabeza con tecnicismos. Así que definamos la deuda como un compromiso de pago obligado entre dos entidades. El deudor (a quien se le presta) y el acreedor (quien presta) durante un periodo de tiempo determinado, puede que con un importe al que se le denominan intereses, y aunque puede que el préstamo esté exento de ellos (esto depende del acreedor), regularmente vienen con dicho importe en retribución por el préstamo.

Ahora, aquí es donde todo comienza a ponerse bueno, pues verás, como te dijimos al comienzo no todas las deudas son malas, pero sin duda, algunas otras sí lo son ¿Quieres aprender a identificarlas? Entonces descubre los tipos de deudas existen.

2 .Tipos de deudas




3. Ventajas del endeudamiento consciente




Como ves existen bastantes ventajas en las deudas, si estás son tomadas de forma consciente. Porque te ayudarán a adquirir bienes o servicios que aumentan tu bienestar o tus perspectivas para el futuro. Puedes darte cuenta si analizas los bienes costosos, pero que se vuelven necesarios a medida que crecemos (como el carro), los que aumentan de valor con el tiempo (los inmuebles), los que ayudan a mejorar tus oportunidades (educación) o los que sirven para generar ingresos (equipamiento para la profesión). Todos son casos en donde las deudas no son un problema sino una solución.

¿Cuáles de tus deudas son realmente conscientes? Haz el ejercicio, y si en tu balance encuentras que en tus obligaciones hay más deudas malas que conscientes, es momento de comenzar a trabajar en un plan para pagarlas.

Para que no sigas siendo víctima de los impulsos te explicaremos cómo puedes identificar si esa compra con tarjeta o crédito que vas a solicitar se convertirá en una deuda consciente, en una mala o una muy mala deuda.

4. Antes de endeudarte debes preguntarte:

  • ¿Lo necesito?
  • ¿Lo necesito ahora o podría esperar hasta poder pagarlo en efectivo?
  • ¿Cuánto más me va a costar comprarlo a crédito a si utilizara efectivo?
  • ¿Puedo hacer los pagos mensuales sin problemas?
  • ¿Qué otras cosas tendré que sacrificar para poder pagar las cuotas mensuales?
  • ¿Qué tasa E.A me cobran? ¿Podría conseguir condiciones mejores?
  • ¿Me cobran otros gastos no incluidos en la tasa de interés?
  • ¿Cuánto será el costo total de la compra a crédito?

 

Con estas respuestas más claras y siendo completamente sincero te será más fácil tomar decisiones inteligentes que no estén basadas en impulsos.

Muchos expertos sugieren que el dinero destinado de manera mensual a pagar deudas, es decir, las cuotas e intereses de tu crédito hipotecario, la  tarjeta de crédito, préstamos educativos y de libre inversión, y otros préstamos, no deben exceder el 40% de los ingresos mensuales. Otros establecen este límite en un 35%. Pero lo cierto en todo esto, es que es necesario colocar un límite en la cantidad de dinero que usarás para pagar tus deudas.

¡Pero hey, cuidado! No te estamos sugiriendo que si te pasaste del límite que estableciste para pagar entonces dejes de cumplir con tus obligaciones. Es más, todo lo contrario. Te invitamos a que si te pasó este mes, el siguiente procures reducir tus gastos y realices un plan de pagos en donde saldes de la manera más rápida tus deudas pequeñas hasta dejar únicamente las que te tomará más tiempo pagar, pero esto te lo contaremos en otra oportunidad.

Si quieres saber más de las deudas conscientes y o cómo puedes solicitar un crédito Skandia, te invitamos a solicitar una asesoría gratuita que te resolverá estas inquietudes.


 

Comparte en:

Facebook Twitter Linkedin Whatsapp
¡Tenemos información para tí!

¡Tenemos información para tí!

Cada semana información del 2022 sobre pensiones en Colombia.

Dájanos tus datos
Accept

Tu suscripción ha sido exitosa

Muchas gracias por suscribirse ahora tendrás información sobre como ahorrar en tu correo.

Fail

Tu suscripción ha fallado

Por favor vuelve a intentar el proceso.